Importancia De Una Buena Fetometria

octubre 5, 2016

 

IMPORTANCIA DE UNA BUENA FETOMETRIA

Durante mucho tiempo, en la historia de la Obstetricia, la evaluación del tamaño y crecimiento fetal se basó sólo en la apreciación clínica; es decir, en la exploración física materna (medición del fondo uterino y ganancia de peso), la mayor parte de las veces inexacta. La importancia de la Fetometría es, que por medio de ella, podemos evaluar el crecimiento fetal y es decisiva para conocer la existencia de alteraciones. Con este fin se utilizan diferentes medidas antropométricas por ultrasonido para calcular el peso fetal aproximado.

 

 

 

La detección de anomalías en el crecimiento fetal que incluye la restricción en el crecimiento intrauterino y el peso grande para la edad gestacional o la macrosomia; permite tomar medidas para prevenir resultados perinatales adversos como: muerte fetal o neonatal, prematurez, calificaciones de Apgar bajo, convulsiones, sepsis, ingreso a unidades de cuidados intensivos neonatales y también permite prevenir enfermedades de la infancia y la vida adulta por síndrome metabólico secundario a la exposición in útero.

 

La evaluación adecuada del crecimiento fetal, se fundamenta en 3 puntos:

 

  1. Correcta asignación de la edad gestacional (datar la gestación).

El punto de partida para la evaluación del crecimiento fetal, es contar con una edad gestacional bien establecida, única y no modificable. La asignación de la edad gestacional debe realizarse o planearse desde la primera consulta de control prenatal; en la actualidad es preferible la asignación de la edad gestacional por ultrasonido, ya que la amenorrea aun siendo segura y confiable, puede presentar variaciones con la edad gestacional real hasta de 2 semanas. El parámetro ultrasonográfico más exacto para conocer la edad gestacional, es la longitud cráneo-cauda medida entre las semanas 8 a 14 de gestación, presentando una variación en promedio de 3 a 6 días. Si la evaluación sonográfica es más tardía es recomendable la siguiente guía, tomada del protocolo de defectos del crecimiento fetal del Hospital Clinic:

 

GUIA PARA ASIGNAR LA EDAD GESTACIONAL POR ULTRASONIDO

1.-  Si la LCC es < 84mm determinar EG por la LCC.

2.- Si la LCC es > 84mm y DBP < 70mm, determinar EG por DBP.

3.- Si DBP >70mm y FUM incierta, determinar EG por CC.

4.- Si DBP >70mm y FUM cierta, determinar EG por FUM

 

  1. Estimación del peso fetal a partir de la Fetometría.

Para la estimación del peso fetal es importante la realización de una biometría fetal perfecta, para llevarla a cabo, en primer lugar, debemos seguir la metodología empleada por el autor de las tablas de referencia que vamos a utilizar, que en la mayoría de las referencias es la misma, la única diferencia encontrada es con el diámetro biparietal, ya que existen algunas tablas de referencia donde lo miden de tabla externa a tabla externa de los parietales, siendo más común de tabla externa a tabla interna. La ISUOG en 2011 publica su guía para la estandarización de la evaluación fetal en segundo trimestre incluyendo la Fetometría, es una guía muy recomendada para perfeccionar nuestras mediciones (Ultrasound Obstet Gynecol 2011; 37: 116 – 126); recordando que una medición inadecuada nos hará cálculos de peso inexactos y diagnósticos de crecimiento fetal erróneos.

Para el cálculo del peso se han utilizado diversas fórmulas, la cuales incluyen desde dos o hasta las cuatro mediciones antropométricas básicas (DBP, CC, CA y LF), estas fórmulas presentan variaciones grandes de una a otro que va hasta los 500 gr al termino del embarazo, lo ideal es utilizar una formula estandarizada para cada población. En nuestro país se han realizado trabajos para valorar estas fórmulas y determinar la que mejor se acerca al peso real de nuestra población, encontrando que la fórmula de Lagos {Log10= (1.8395318 + (.00140201xCA) + (.00074982xCC)+ (.00919704x LF) +(.00333183x DBP)} y Hadlock 3 la que incluye la CC { Log10= (1.326-0.00326xCA2 xLF2)+(0.0107x CC2)+(0.0438xCA2+0.158xLF2))}, presentan una variación no mayor al 10% con el peso real.

 

  1. Determinar el percentil de peso para la edad gestacional y determinar si el crecimiento es normal.

Una vez realizada una buena Fetometría y calculado el peso fetal, el paso siguiente es determinar el percentil del peso. Para ello es necesario la utilización de curvas de crecimiento fetal propias o estandarizadas para cada región.

El peso al nacer, el crecimiento fetal y las variables antropométricas varían en las distintas poblaciones por su situación geográfica, étnica y sociocultural. La utilización de curvas individualizadas o ajustadas para cada tipo de población, para variables maternas específicas, como: edad y altura, ubicación geográfica, etc. optimizan y mejoran la exactitud de la biometría fetal.

Actualmente en nuestro país ya existen curvas de referencia del crecimiento fetal poblacionales, que pueden ser de utilidad, sin embargo nuestra población es tan variable que existen diferencias antropométricas entre las distintas regiones; por lo que ya se está llevando a cabo la construcción de curvas de crecimiento individualizadas y regionalizadas, con el fin de tener un mejor desempeño y tener menos falsos positivos en el diagnóstico del crecimiento fetal.

 

Autor:  Dr. Ernesto Barrios Prieto

Médico Materno Fetal.